Opinión

...CARA A CARA

El Deber logo
11 de marzo de 2017, 4:00 AM
11 de marzo de 2017, 4:00 AM

_ La inseguridad llegó al comando de la Policía cruceña. La desaparición de un vehículo de propiedad de un coronel del propio edificio policial tiene ribetes de escándalo, ya que las llaves fueron sustraídas de su interior. Rubén Suárez, jefe de la institución, señala que no está claro si se trata de un robo común o de una broma de mal gusto de algún uniformado. Tampoco descarta que el hecho tenga que ver con algún descontento por su reciente nombramiento. Peor aún, las pesquisas para dar con el responsable partirán de cero debido a que las cámaras de vigilancia no funcionan, vaya a saberse por culpa de quién. La Policía está obligada a esclarecer el hecho, que afecta su imagen.

_ Con las manos atadas se siente la Alcaldía de La Guardia respecto al deterioro del pavimento de la doble vía que une al municipio cruceño. Uno de los concejales guardieños reveló que enviaron varias cartas al Gobierno nacional solicitando que proceda a repavimentar la parte dañada de la ruta o autorice una inversión municipal para evitar procesos por malversación de fondos. Mientras se define, el asunto, los conductores tendrán que seguir padeciendo con los baches.

_ Felices en el oriente. Un estudio ha revelado que los benianos y los cruceños son los más felices en el país, delante de los orureños y cochabambinos. Las variables determinantes que generan satisfacción son trabajo, salud y familia. El trabajo, elaborado por el Instituto de Estudios Avanzados en Desarrollo, señala que las mujeres, los indígenas y las personas que viven en el área rural reportan menos niveles de felicidad.

Tags