Opinión

... cara a cara

El Deber logo
30 de septiembre de 2017, 4:00 AM
30 de septiembre de 2017, 4:00 AM

Las cuentas en algunas instituciones estatales parecen no estar bien custodiadas, ya que en los últimos días se han descubierto dos casos de malos manejos. Un empleado del Banco Unión se apropió de Bs 400.000 burlando todos los controles. Son tres los implicados, que ya fueron enviados a la cárcel en La Paz. Uno de ellos se había comprado cuatro vehículos lujosos, una lancha y gastaba hasta $us 2.000 los fines de semana.

El jueves se conoció un presunto desfalco de Bs 6 millones en el Ministerio de Defensa, según informes de la Policía paceña. La Fiscalía anticipó que pedirá la detención de un coronel de Ejército, de un contador, de la asesora administrativa y de otras tres personas implicadas en el ilícito. Ambos hechos son una muestra de deficiencias en el control del manejo de dinero público.

La urgencia de otros. La Organización Panamericana de la Salud (OPS) y la Organización Mundial de la Salud (OMS) tienen como prioridad la atención y la lucha contra la enfermedad de la rabia en Bolivia. El Gobierno hace poco declaró alerta nacional por el alarmante incremento de los casos de rabia en canes. Un informe del Ministerio de Salud señala que en lo que va del año se registraron 681 perros infectados con el mal, lo cual representa un aumento superior al 200% en comparación con 2016. Por donde se lo mire, es un tema urgente para la gente.

Sport Boys, sin presidente. Carlos Romero renunció a ese cargo.  “La gente de Warnes no respalda, el plantel presentó irregularidad, esperaba tener 24 puntos y tenemos solo 14, existen dificultades económicas”, argumentó en la página oficial  del  club.

Tags