El Deber logo
8 de marzo de 2019, 4:00 AM
8 de marzo de 2019, 4:00 AM

Una comparsa denunció la destrucción de una pancarta que iba a exhibir durante el corso, la cual capitalizaba las desafortunadas palabras de Jerjes que justificaban sin son ni ton el comportamiento pasado del alcalde. El aparente acto de censura, supuestamente ejecutado por encargo edil, es reprochable venga de donde venga. Pero también levanta sospecha la posible intencionalidad política de un integrante de la referida comparsa, pues una cosa es mostrar mensajes jocosos y picarescos, tan característicos de los carnavales, y otra cosa -muy diferente- es el mensaje burdo y agresivo contra el ocasional adversario político. Si hasta los letreros del 21-F resultan desabridos y desubicados para la farándula; hay que ponerle chispa, no acartonamiento.

Aquí va una adivinanza: ¿Qué empresarios podrían tener un portafolio de inversiones y proyectos que incluyeran un ingenio azucarero, una plantación de caña de azúcar en Bermejo, una planta hormigonera, ganadería en el Beni, radioemisoras, fábrica de municiones, fábrica de uniformes, fábricas de raciones secas, textileras, minería en el departamento de La Paz, perforadora de pozos de agua, ensambladora de autos, importadora de armas, transporte de carga y una empresa constructora? Respuesta: Las Fuerzas Armadas. Voceros castrenses aclaran que algunos de estos emprendimientos se iniciaron hace varias décadas y que otros también aportan al pago del bono Juancito Pinto. Ojalá que la misión principal siga siendo la defensa de la patria.

Hay pequeños avances que celebrar en el Día Internacional de la Mujer. A punta de coraje e inteligencia, las mujeres están logrando mayor notoriedad, aunque persiste la horrorosa violencia contra ellas. Pese a todo, ¡felicidades en su día, sigan adelante!

Tags