Opinión

... cara a cara

El Deber 11/5/2017 04:00

Escucha esta nota aquí

_El Gobierno de Chile tiene el derecho de ejercer su soberanía, pero no hay dudas de que su decisión de negar visas a los presidentes del Senado y de Diputados de Bolivia es un durísimo y peligroso mensaje de enemistad, que solo ayuda a que escale la tensión entre dos países vecinos. En vez de avanzar hacia el diálogo y la integración binacional, la actitud de La Moneda es innecesariamente beligerante, como lo fue en algún momento el cruce verbal de autoridades de los gobiernos de Evo Morales y de Michelle Bachelet. Se nota con esta determinación la imposición de la corriente menos moderna y democrática del entorno de la presidenta socialista. El Gobierno chileno le da así al boliviano suficientes argumentos como para que presente rápidamente a los organismos internacionales una sólida justificación de defensa de los derechos humanos y de la buena vecindad, a la que no está dispuesta La Moneda. 

_El director general de EL DEBER,  Pedro Rivero Jordán, ha abogado ante la Defensoría del Pueblo por el derecho al debido proceso de muchos presos en Bolivia. Incluso mencionó algunos casos dramáticos de acusados que están en la cárcel sin tener plena certeza de qué se los acusa y sin saber qué día tendrán que sentarse ante un juez para conocer su sentencia. Vivir encerrado con semejante incertidumbre es como morir en vida. El dolor se acrecienta cuando se siente el calvario de los entornos familiares. Alguien tiene que intervenir para que muchos internos no reciban un trato tan inhumano. 

_El director de un colegio condujo con engaño a un motel a una alumna de 14 años. Un delito que merece ser castigado sin contemplaciones para mostrar a qué se atiene un agresor.  

Comentarios