Escucha esta nota aquí

Los escándalos en la Policía son cada vez mayores. Los argumentos del ex director de la Fuerza Especial de Lucha Contra el Crimen (Felcc), Gonzalo Medina, no terminan de convencer. Su viaje por supuestos motivos familiares y de salud tendrá que aclararse ante las instancias correspondientes, toda vez que existe una investigación en curso que relaciona al exjefe policial y al capitán Fernando Moreira con el envío de droga, vía Panamá, hacia EEUU. Su hijo y el capitán Moreira aparecen en una foto con un narco buscado por la justicia, lo cual siembra más dudas sobre el caso. De Moreira también ha surgido la versión sobre su relación con una mujer que habría sido procesada por vínculos con el narcotráfico. Lo cierto es que se seguirán ventilando más datos que deberán ser investigados a fondo por la justicia y que muestran que el poder del narcotráfico, de una u otra forma, se ha infiltrado en las instituciones llamadas a luchar contra este flagelo. Es hora de que se sepa la verdad de lo que está pasando por el bien, no solo de una institución como la Policía, sino y sobre todo, por el bien de la sociedad.

No terminan los líos en salud. Sigue el tira y afloja por el SUS. Un grupo de comerciantes protestó afuera de la Gobernación exigiendo a Rubén Costas la firma de un convenio intergubernativo para echar a andar el sistema de salud propuesto por el Gobierno nacional. Hasta ahora ambas partes han mantenido sus argumentos y no llegaron a ningún acuerdo. Ayer hubo un paro médico de salud en el que los galenos reclamaron que con la aplicación del sistema único ha aumentado la demanda de medicinas, equipos e ítems, principalmente, en el primer y segundo nivel. La población espera que la inversión comprometida por el Gobierno llegue a los centros de salud y hospitales, y que se acabe el manejo político de la salud.

Comentarios