Opinión

cara a cara

El Deber 24/8/2019 04:00

Escucha esta nota aquí

La expectativa del avión Supertanker ha superado barreras. Un avión de esperanza, ante el desastre ecológico y medioambiental de las más de 900.000 hectáreas quemadas en la zona de la Chiquitania, abre sus alas para lograr el objetivo.

Si bien el daño está hecho y las consecuencias son y serán más que lamentables, es posible que en poco tiempo se deba comenzar a trabajar en prevención, educación y concienciación para que nunca más sucedan estas tragedias de envergadura mundial.

Los esfuerzos de miles de héroes que mitigan las llamas en el departamento deben ser reconocidos. Por otro lado, las presiones nacionales e internacionales al presidente brasileño, Jair Bolsonaro, para que actúe en la Amazonia son ecuménicas; sin embargo, el exmilitar sigue analizando sus futuras acciones.

Pasa inadvertido, ante los problemas del humo, el fuego y el ruido político, la falta de entrenador en la selección nacional de fútbol. Sobran los rumores y faltan pocos días para que enfrente a su par de Ecuador el próximo 10 de septiembre en Cuenca.

Sin entrenador y con poca motivación, la Federación Boliviana de Fútbol (FBF) anunció el inicio de una serie de amistosos para afrontar un nuevo proceso rumbo a las próximas eliminatorias mundialistas.

De acuerdo con el ranking de la FIFA, Bolivia ocupa el lugar 73 y Ecuador el 66 tras su fracaso en Copa América (perdió dos y empató uno). Parece lejano, pero el próximo Mundial no está tan lejos, se realizará del 21 de noviembre al 18 de diciembre de 2022.

Comentarios