Opinión

...Cara a cara

El Deber logo
14 de agosto de 2017, 6:27 AM
14 de agosto de 2017, 6:27 AM
El 97% de los policías bolivianos
nacieron en el occidente del país. La mitad son de origen paceño, según el ministro de Gobierno, a quien le gustaría tener más uniformados del oriente para trabajar en esta región, ya que conocerían mejor la idiosincrasia y la cultura local. El razonamiento es correcto, por lo que necesitamos despertar la vocación por esa profesión aquí, pero, además, crear escuelas de formación en nuestras ciudades del oriente boliviano. Se han dado algunos pasos, según Carlos Romero, pero se lo debe hacer como una fuerte apuesta junto a los gobiernos locales. De otro lado, conviene acelerar también la redistribución de policías, de manera que Santa Cruz reduzca su déficit histórico. Hay que ofrecer condiciones adecuadas a los uniformados que llegan, sobre todo garantizándoles vivienda y la cobertura de sus necesidades básicas. 

 

Quedamos conmocionados
con la muerte de un niño por la caída de una torre de luminarias en el estadio de Real Santa Cruz. La tragedia pudo ser peor, pero las circunstancias fortuitas hicieron que no haya más pérdidas humanas entre los niños que jugaban fútbol y los espectadores en un día de ventarrones. Con esta desgracia, corresponde una urgente inspección del estado de las estructuras de todos los campos deportivos y cerrar los que no ofrecen seguridad. 

 

El incendio forestal
de Sama y otros más avivaron la idea de contar con naves aéreas cisterna para combatir con más rapidez el fuego. Es cierto que resultan caras, pero también es un hecho que cada año serán más necesarias por la proliferación de incendios. 
Tags