El Deber logo
21 de junio de 2019, 4:00 AM
21 de junio de 2019, 4:00 AM

Nada se ha devaluado tanto en Bolivia como la palabra. Hay quienes la utilizan para acusar con una ligereza irresponsable, como cuando el mandamás del fútbol dice que a los jugadores de la Selección les preocupa más llenarse de plata los bolsillos que jugar al fútbol.

Hay quienes, en lugar de brindar disculpas sinceras por una agresión sexual registrada en imágenes, terminan preguntado si lo que todo el mundo vio “será cierto o no”. ¿Qué piensa usted, gobernador Urquizu? Hay quienes prometen entregar “lo que pidan” a cambio de votos, para luego retractarse aduciendo que aquello fue “una broma con espíritu deportivo”. Quizá tuvo algo que ver que lo dicho conlleva sanciones de parte de tribunales electorales. Claro que estos últimos han perdido el don de la palabra para hacerse respetar ante los que tienen el poder para dar lo que pidan.

Hoy celebramos el Año Nuevo Andino-Amazónico, así que debemos ser uno de los pocos países con dos años nuevos. La ONU aprobó la propuesta de Bolivia para darle mayor realce a nuestra creación y ahora reconoce el 21 de junio como el “Día Internacional de Celebración del Solsticio”. Supongo que ahora este solsticio es más importante que el otro que sucede cada 21 de diciembre. Lástima que no incluyeron lo del Lucero del Alba, otra creación nuestra, porque saben que ese lucero (el planeta Venus) a veces se convierte en lucero del atardecer y no tiene fecha fija de aparición. Hoy sí, los madrugadores como yo pudimos disfrutar del esplendor de Venus con un cielo totalmente despejado. ¡Felices fiestas cósmicas!

¡Grande policía! La oficial Elena Cuéllar Huiza –de 46 años, 1,50 m de estatura y 60 kg de peso–, no dudó en subirse a un micro para llegar donde un hombre fornido y armado amenazaba la seguridad de las personas. Consiguió reducirlo sin problemas, acto que le valió el reconocimiento de su institución.

Tags