Edición Impresa

cara a cara

Monica Salvatierra 11/10/2019 03:00

Escucha esta nota aquí

¿Cómo se explica que Chi suba como la espuma? Es la pregunta que muchos se hacen al conocer las últimas encuestas. El resultado dice más de los bolivianos que del postulante a la Presidencia. 

La polémica ha sido la marca de este hombre desde el inicio. Sus frases agresivas con la comunidad Lgbti, con las mujeres y con los que no comulgan con su fe religiosa parecen agradar a ciertos sectores del electorado. 

Lo lamentable es que el flash de una declaración incendiaria tiene el poder de lograr adhesiones cuando se está jugando el rumbo del país. Esta opción habla del electorado porque muestra que, pese a los discursos, una porción de los bolivianos se alinea con quienes discriminan y optan por las palabras que destilan odio. Estos momentos son como espejos, hay que mirar bien lo que se refleja en ellos.

Hay que romper el techo de cristal. Hay que quebrar las barreras evidentes e invisibles que impiden la equidad entre lo masculino y lo femenino. Hoy es el Día de la Mujer Boliviana en honor a Adela Zamudio. 

Ella apostó por la liberación en un momento en que la voz femenina era de segunda clase; sin duda fue discriminada y atacada, pero su pluma fue valiente. Así también hay que persistir hasta que la sociedad reconozca el esfuerzo femenino y le dé el valor social y económico que corresponde. 

Hay que dejar de alimentar lo que está establecido si aprisiona; dejar de ceder espacios si las mujeres podemos ocuparlos con solvencia. No hay hombre que se atreva a someter si tiene al lado a una mujer valiente.