Opinión

Cara a Cara

Juan Carlos Rivero 3/2/2020 03:00

Escucha esta nota aquí

De los cinco puntos contenidos en el acuerdo entre candidatos, los dos primeros representan el propósito por el que se reunieron: la mentada unidad entre los presidenciables y futuros legisladores. Loable meta, aunque de difícil cumplimiento. El quinto punto abre un compás de espera hasta el 3 de abril, tiempo en el que se verá quién de ellos goza de mayor popularidad, de modo que la unidad se construya en torno a él o ella. Eso implica que tendrán que confiar en las encuestas de intención de voto, algo que los políticos no suelen hacer, a menos que estas los coloquen en la delantera. Hasta aquí, todo huele a quimera. Si por lo menos pudieran cumplir los puntos tres y cuatro, que hablan de hacer una campaña pacífica, limpia, tolerante y transparente en cuanto al uso de recursos. Ojalá que sí, el hastiado electorado agradecería que prime la madurez y la generación de propuestas en lugar del acostumbrado bullying político.

Millones de estudiantes bolivianos vuelven a las aulas el día de hoy. El año escolar se inicia con la novedad de la puesta en marcha de un protocolo contra la violencia. Hacía mucha falta. Basta mencionar que en una gestión pasada se registraron apenas 26 denuncias de bullying en el distrito cruceño, cuando se sabe que las agresiones se dan de forma cotidiana en los miles de establecimientos educativos. Los expertos señalan que el protocolo se queda corto en la prevención de ese nuevo tipo de violencia que acecha en las escuelas, que es el ciberbullying. El desprestigio a través del teléfono celular causa mucho daño; es una agresión que se tiene que erradicar.


Comentarios