Edición Impresa

CARA A CARA

Juan Carlos Rivero 11/2/2020 03:00

Escucha esta nota aquí

 _ Varios galardonados de los premios Óscar aprovecharon su momento de gloria para mandar poderosos mensajes al establishment y a nosotros mismos. Joaquín Phoenix, el joker, interpeló a todos: a los que se creen superiores a otros, a los que están desconectados del mundo natural, a los que tienen una visión egocéntrica del mundo, a los que tienen miedo de cambiar porque creen que deben sacrificar algo para ello. Pero sus duras palabras desembocaron en un mensaje de esperanza: los seres humanos somos capaces de mejorar el mundo cuando usamos el amor y la compasión como nuestro principio rector. Y se le quebró la voz cuando repitió una frase de su fallecido hermano River: “Corre al rescate con amor, y la paz vendrá después”.

 

_ Los elefantes blancos construidos en la era masista suman más de 30 y tuvieron un costo superior a los 2.600 millones de dólares, según consta en un informe publicado por el periódico Página Siete. Viendo los datos con mayor detalle, se puede comprobar que el departamento que más se ‘benefició’ con estas megaobras fue Cochabamba, con un 49% del total en términos de ‘inversión’. Le siguen Tarija (28%) y La Paz (13%). Lo que se gastó en Santa Cruz no llega ni al 1%, y los departamentos de Beni y Pando son los únicos que no recibieron ningún elefante blanco. La característica de estos proyectos es que todos están subutilizados o abandonados. Basta mencionar que el estadio Hugo Chávez se utiliza para secar hojas de coca en sus graderías.