Edición Impresa

CARA A CARA

Juan Carlos Rocha Chavarría 23/2/2020 03:00

Escucha esta nota aquí

 Bolivianismos sin remedio. Son muchos, pero probablemente el de más triste mirada es esa costumbre de criticar porque se hace y criticar porque no se hace. Ayer se criticaba a Jeanine Áñez por viajar a Tiquipaya a ayudar a los damnificados por la mazamorra que dejó sin vivienda a decenas de pobladores, porque supuestamente está haciendo campaña. Seguramente si no viajaba, se la iba a condenar por insensible. Lo difícil del caso es diferenciar si lo hace por responsabilidad de primera autoridad política del país o por campaña electoral. O por ambas. He ahí las dudas de las que se hablaba cuando ella misma decía que haría campaña fuera del horario de trabajo, como si la Presidencia fuera una oficina a la que se concurre de 8 a 12, y de 14 a18.


Los detalles simbólicos. Del mismo hecho de ayer, circula un meme muy gracioso, producto de la aguda observación de algún boliviano creativo. Dos imágenes. En la primera se ve a Evo Morales con una picota en las manos, y sus botas cerca del barro pero completamente limpias, nuevas, impecables, sin una mancha de lodo. En la segunda imagen aparece Jeanine Áñez, con traje de bombero, parada en medio del lodo y también con botas, pero estas completamente embarradas. Y el texto dice: “Cuando sabes teatralizar mejor”. En otro meme de ve a la misma Áñez en Tiquipaya caminando asistida por dos hombres, y el texto dice: “En vez de ayudar perjudica. No puede caminar ni en el barro”. Es el mundo digital y su manera de opinar, tan impactante como un editorial.