Edición Impresa

cara a cara

Escucha esta nota aquí

_La semana entró con patada voladora. El lunes fatídico dejó por los suelos la cotización del barril de petróleo a $us 27, lo que provocó un shock financiero. Descendieron las monedas latinoamericanas, repercutió en el comercio internacional, en la cotización de granos y demás. 

A esto la inmovilidad del comercio en China por el coronavirus provoca una disminución preocupante en el comercio mundial.

Bolivia afectada por la disminución de los precios del gas y lo que significa a posteriori, deberá tomar decisiones dolorosas porque ya nada será igual que antes. Los efectos podrían complicarse en caso de nos resguardar las medidas de salud que ya ha golpeado bastante a Santa Cruz, sobre todo por el dengue y la influenza.

 _Italia tuvo ayer uno de los peores días con 168 muertos por coronavirus, lo que aumentó la cifra a 638 fallecidos y a 10.149 casos confirmados en su territorio que se encuentra en cuarentena, es decir cerrado. Nadie se mueve, pero todos tiemblan. ¿Por qué Italia? Es el gran misterio.

 _Otro de los misterios es conocer el estado de la salud del alcalde cruceño. Luego del mensaje grabado de 10 segundos donde saludó a los vecinos, no se ha podido conocer ningún informe médico sobre el estado de su salud, ninguna acción de su gestión, ni mucho menos alguna aparición pública, si es que continúa trabajando. Siendo el número 1 de la ciudad, tenemos derecho a preocuparnos por su salud y tener información de primera mano.



Comentarios