OpiniónOPINIÓN

Cara a cara

26 de abril de 2020, 8:43 AM
26 de abril de 2020, 8:43 AM

Flexibilización con responsabilidad. Es necesario establecer un punto de equilibrio para que la pandemia del Coronavirus no desborde los esfuerzos que se hacen por contenerla con recursos limitados. Es la condición indispensable señalada por el Ministro de Economía, José Luis Parada, para disminuir el rigor de la cuarentena y posibilitar un gradual retorno a la normalidad de las actividades productivas en el país. Parada mostró con precisión la hoja de ruta a seguir por su ministerio en medio de las turbulencias, durante su participación en el programa sabatino ¡Qué Semana! de EL DEBER Radio. Abordó con lenguaje claro y sencillo todos los temas que le fueron planteados. Así se refirió, entre otros, a la necesidad de revisar el pacto fiscal, la utilización de transgénicos para mejorar la producción de alimentos y a relanzar el proyecto de explotación del litio.

Dieciocho días después, la Asociación Nacional de la Prensa (ANP) que nuclea a los principales periódicos del país y una agencia de noticias recibió, finalmente, la respuesta del Gobierno para conversar sobre los ‘temas de interés del sector’, según la nota enviada por el ministro de la Presidencia, Yerko Núñez. Al borde del colapso financiero, los impresos dejaron de circular por primera vez en su historia. Para no dejar en tinieblas a sus audiencias, volcaron sus ediciones en las plataformas digitales para seguir informando desde una primera línea de combate frente a la emergencia sanitaria desatada por la infección global. La ANP precisó que no espera dádivas ni favores, pero demanda el análisis exhaustivo de la crítica situación de sus asociados y la búsqueda urgente de alternativas que les permitan volver a circular cotidianamente.

Silvana Vincenti y Linda Gonzáles son dos periodistas de agallas y dotadas de una gran sensibilidad para el ejercicio del oficio que les apasiona. Silvana escribió bajo el título “La emergencia sanitaria, el reto más grande para los estómagos” que quien repite la frase “el hambre no espera”, probablemente no ha dado una vuelta por los barrios más alejados de la ciudad en época de cuarentena…mientras las redes sociales explotan con fotos y recetas de delicias y memes sobre el aumento de kilos, las tripas literalmente ‘rujen’. Con un periodismo más humano, Linda empezó una serie contando historias de médicos que luchan cara a cara contra la infección, desde que inician hasta que terminan cada jornada en la que apenas tienen contactos con los suyos. Ambas son periodistas de EL DEBER. Nos enorgullecen.

Tags