Edición Impresa

OPINIÓN

Cara a Cara

Monica Salvatierra 29/7/2020 03:00

Escucha esta nota aquí

El talón de Aquiles en la estrategia contra el coronavirus ha sido y sigue siendo la escasez de pruebas para detectar a los contagiados. Como consecuencia, hay un subregistro del impacto de la pandemia y esto puede ser engañoso para la ciudadanía, especialmente ahora que Bolivia ingresa en el peor momento de infección a escala nacional, según pronósticos del Ministerio de Salud. Si bien hay más laboratorios, la cantidad de muestras no refleja la incidencia del mal. Si miramos solo a Santa Cruz, el rastrillaje que se viene realizando casa por casa encontró a más de 45.000 personas con síntomas de tener al Covid-19, frente a 32.653 confirmados por laboratorio hasta el lunes 27 de julio. Si estamos ingresando al ojo de la tormenta, el Estado debe buscar la forma de sincerar las cifras, ahora es cuando más información se necesita para cuidarse del contagio.

Alemania es el país más admirado del mundo por tercer año consecutivo, según una encuesta Gallup realizada en 135 países. La serenidad y firmeza de Ángela Merkel en el liderazgo de su país y de su continente son vitales para el resultado. En cambio, Rusia, China y Estados Unidos no logran superar el 35% de aprobación. El país de Donald Trump solía ser el más admirado, cuando Obama era presidente, pero esta suerte cayó como lo hizo el muro en la frontera entre EEUU y México, que no aguantó la intensidad de los vientos del huracán Hana.

Vivir el presente es ahora más que nunca un imperativo. Eso implica dejar de postergar, especialmente los afectos por los seres queridos. Lo único real es el momento actual.