Edición Impresa

OPINIÓN

Cara a cara

Pedro Rivero Jordán 21/8/2020 03:00

Escucha esta nota aquí

Los cruceños, en particular, estamos viviendo un invierno atípico por el registro de precipitaciones pluviales continuas e intensas. Es como si la región estuviese en temporada de lluvias, propia de otros meses del año. ¿Será cuestión del cambio climático? Se informa que en Escocia están desapareciendo los nevados que proveen el agua para el muy cotizado escocés y que, por el calentamiento global, 450 mil millones de toneladas de hielo se derriten en el casquete glaciar (Groenlandia), lo que a finales de siglo podría aumentar hasta 60 centímetros el nivel de los oceanos. Pero por la razón que fuera, nos tienen refunfuñando estos tristes días grises y lluviosos, los surazos y las bajas temperaturas que calan los huesos. Poco habituados al frío, echamos de menos los días soleados y cálidos que son propios de nuestras llanuras.

Las imágenes de una mega fiesta tecno en un abarrotado parque acuático se volvieron virales a través de las redes sociales y provocaron reacciones en diferentes partes del planeta. El evento podría haber pasado inadvertido si no hubiese tenido lugar en Wuhan, la ciudad china de 11 millones de habitantes que se convirtió en epicentro original del coronavirus. El multitudinario ‘junte’ es reflejo de una victoria estratégica obtenida por Wuhan en su lucha contra la pandemia, según justificaron autoridades chinas. Por estas latitudes, es imposible pensar siquiera en el modo y lugar en que vamos a ‘celebrar’ el fin de las restricciones que nos cambiaron la vida por el virus infame.