Edición Impresa

cara a cara

Monica Salvatierra 31/8/2020 05:00

Escucha esta nota aquí

Cual margaritas, los cruceños van desojando las declaraciones de la ACCC. El presidente dice primero: “un virus no nos quitará nuestras costumbres”, al anunciar que sí habrá Carnaval en 2021. Después asegura que su institución no está pensando en la ‘fiesta grande’, lo que demuestra exactamente lo contrario. Gran dilema para los carnavaleros. 

¿Cómo celebrar con la pandemia? Es el momento en que para los amantes de los cuatro días de mojazón, pringazón y farra todo pasa a segundo plano. Ojalá que el tiempo de confinamiento y del dolor de haber perdido a miles de seres queridos y valiosos permita ver que hay tiempos en los que las “costumbres” son secundarias y lo primero es salir de esta tormenta perfecta en la que estamos sumidos como país y como humanidad. Lo que debe quedar establecido es que nada debe quitar la alegría de vivir, que los cruceños llevan en la sangre.

Hay nueva realidad desde el 1 de septiembre. Coincide con el tiempo de campaña electoral y también con un mal momento de la pandemia. Las cifras de muerte no dejan ver que esté pasando lo peor. El sábado se reportaron 92 fallecidos en Bolivia y 57 en Santa Cruz. En varios países ya atraviesan la segunda ola de contagio. A Bolivia también llegará. Quien crea otra cosa no aprendió nada con esta experiencia. Entretanto, seguimos sin las pruebas que permitan saber la realidad de decesos y contagios en este país.

Comienza el mes de Santa Cruz. Siempre es una razón de inspiración y alegría. Esta tierra hermosa y acogedora no para de demostrar que cuando no hay camino, se hace camino al andar.