Edición Impresa

cara a cara

Monica Salvatierra 7/9/2020 05:00

Escucha esta nota aquí

_Hay que respirar profundo para atravesar la etapa que se inicia. Ayer arrancaron las campañas electorales, hoy se define si se habilita a Evo Morales como candidato a senador y desde la fecha vamos a desayunar, almorzar y cenar en medio de mensajes políticos. Unos, seguramente los menos, van a intentar esbozar las propuestas de los postulantes a la Presidencia para gobernar el país; la mayoría estará a dirigido a mostrar los defectos de los adversarios. Hay que prepararse con un buen filtro en la mente para impedir que tanto ataque socave los nervios, el buen ánimo y la esperanza.

_También será necesario un tamiz gigante para no ser presa de la guerra sucia, de las noticias falsas y de la falta de contenido de fondo en la campaña que comienza. Interesante sería saber si los candidatos saben qué van a hacer con la Ley de Hidrocarburos y la atracción de inversiones para explorar campos, si van a modificar la legislación laboral tomando en cuenta la creciente informalidad y la precarización del empleo. ¿Tendrán ya definido un plan para que la educación deje de ser la quinta rueda del carro? Lo que sin dudarlo tienen claro es cómo harán para destrozar a su eventual adversario, ese mismo al que mañana buscarán cuando se necesite ese respaldo para la segunda vuelta. En fin. Que la pandemia haya servido para desarrollar la paciencia y buen humor a prueba de todo.

_El gobernador Rubén Costas afirma que ya es tiempo de que Santa Cruz tenga protagonismo para participar de las decisiones trascendentales de Bolivia. Que en el occidente le temen a este departamento. Y es cierto, ya es tiempo de que se tome conciencia del rol y valor de Santa Cruz, a fin de que el voto de los cruceños deje de ser utilizado en un momento para después seguir ejerciendo el centralismo dañino.