Edición Impresa

OPINIÓN

Cara a Cara

Monica Salvatierra 12/10/2020 07:55

Escucha esta nota aquí

Tuto Quiroga se baja, ya no es candidato a la Presidencia. La decisión la tomó una semana antes de las elecciones nacionales, cuando todo indica que el resultado será ajustado. Pero en Bolivia no hay que dejarse llevar por lo que parece, porque en este país la realidad suele ser diferente a lo que todos anticipan. La declinación del candidato de Libre 21 se justifica en su falta de opciones para llegar a convertirse en el próximo mandatario. Las últimas encuestas le dan aproximadamente el 2% de intención de voto, por lo que su decisión impacta más por lo que simboliza que por los números (aunque a estas alturas hasta los porcentajes pequeños pueden ser significativos).

En esta recta final hay de todo. Comenzando por la guerra sucia, los debates regionales que hasta llegan a descalificar al que piensa diferente. Lo que salta a primera vista es que hay mucho camino que recorrer para reconciliar a los bolivianos.

Aún hay un importante porcentaje de indecisos. Se cree que son más de un millón de electores que esperan a último momento para definir a quién respaldar. Es previsible que en esta semana haya muchas noticias ‘de alto impacto’ para mover las voluntades y quizás la agenda depare nuevas sorpresas en esta carrera electoral. Los candidatos tendrán que ser coherentes y medir sus acciones milimétricamente. El elector tiene el poder del voto y deberá usarlo de la manera más responsable posible. Después no habrá a quién echarle la culpa ni dónde quejarse.