Impreso

Cara a Cara

Escucha esta nota aquí

roberto.dotti@grupoeldeber.com

Naciones Unidas, la Unión Europea y la Iglesia católica hicieron un fuerte llamado a los ciudadanos bolivianos a votar en paz este domingo 18. Buena parte del mundo observa el proceso electoral en nuestro país no sin poca preocupación por la situación de tensión que se vive a priori, donde se espera que los ruidos sean mucho menores que las nueces. Se quiere evitar fundamentalmente que se repitan los hechos de violencia que enlutaron a Bolivia después de los anulados comicios del año pasado. Las instituciones nacionales deben buscar la calma y promoverla en todos los sentidos con el fin de construir democracia, que es lo que el ciudadano de a pie desea. Este domingo se verán imágenes insospechadas por la pandemia que azota, no solo a Bolivia, sino al mundo desde principios de año. En los centros de votación se verá mucho barbijo, alcohol desinfectante, lavado de manos y sobre todo distanciamiento social. Ojalá estemos a la altura de tan importante acontecimiento.

La canciller alemana, Angela Merkel, pidió hoy sábado a sus compatriotas que limiten al máximo su vida social y les instó a quedarse en casa. Una muestra de que el rebrote del Covid-19 sigue avanzando en Europa en general y en buena parte del mundo. Los casos volvieron a preocupar también en España, Italia y Francia, donde se cerraron bares, restaurantes y se dispuso de nuevo el toque de queda. No pasa lo contrario en nuestro vapuleado continente. En una grave situación se encuentra Argentina con un rebrote imparable donde en las últimas 24 horas se registraron más de 16.500 casos. No es menor el pedido insistente de las autoridades nacionales, y sobre todo cruceñas, al solicitar a la población tener los máximos cuidados ante la pandemia y evitar el relajamiento social, que abunda a las horas pico de nuestra cotidianidad.