Edición Impresa

cara a cara

Escucha esta nota aquí

_La asunción al poder de Luis Arce y David Choquehuanca tuvo discursos, lenguajes y significantes que recorrieron la historia y proyectaron lo que podría venir. El nuevo vicepresidente marcó los caminos culturales, antropológicos y filosóficos de su mirada y apuesta. 

Pero también, entre líneas, una senda política para saber leer e interpretar. La metáfora del cóndor, sus alas derecha e izquierda, la altura, el equilibrio y el vuelo lo dicen todo.

Luego el presidente Arce se inauguró con palabras más duras contra el Gobierno de transición, al que llamó ‘de facto’. También apeló a la paz, a la unidad y a la conciliación, pidiéndole a su familia tolerancia y apoyo por cinco años más ante los nuevos desafíos. Con tono severo e intenciones pragmáticas asume un país en una situación complicada, donde habrá que pedirle ‘25 horas’ al día para remontar.

 _Tras los conteos de votos en Estados Unidos, los grandes medios ya le dieron la victoria al demócrata Joe Biden y a su compañera de fórmula, la doctora Kamala Harris. 

Mientras, un día después, el actual presidente Donald Trump visitó su campo de golf en Sterling, Virginia, cerca de Washington, por segundo día consecutivo, tras el anuncio de su estrepitosa derrota ante los demócratas. 

No reconoce su derrota a pesar de que el mundo ya felicitó al septuagenario nacido en Scranton, que ayer en Delaware acudió a misa de domingo. Dos caras de una misma moneda, que parece seguir dando vueltas en el aire.