Edición Impresa

cara a cara

n

Pedro Rivero Jordán 11/11/2020 05:00

Escucha esta nota aquí

- “Sumamente austero”. Será, según sus propias palabras, el gobierno de Luis Arce que ha empezado una dura batalla en diferentes frentes. No gastar hasta lo que no se tiene, como ocurrió antes, es la premisa a cumplir. La reconstrucción de la economía, área en la que el mandatario debe mostrar sus mejores credenciales, es uno los mayores retos junto a la reconciliación nacional y la lucha contra el coronavirus y un eventual rebrote.

- Se fue el Chinook bombero, no llueve y el bosque sigue ardiendo en la región cruceña donde el fuego ha chamuscado casi 2 millones de hectáreas de vegetación, incluso en áreas protegidas. El agotamiento y la falta de recursos redujeron de 800 a 200 la cantidad de luchadores en primera línea de combate y, para empeorar las cosas, el cambio de gobierno ha paralizado las operaciones que también son de competencia estatal. En tanto, sigue afectada por la humareda que el viento desplaza desde municipios vecinos, la calidad del aire que respiramos. Como maná del cielo, las lluvias son esperadas como nunca.

- No cabe duda que Bolívar es el club que más y mejor ha invertido (y lo sigue haciendo) en la inagotable cantera cruceña llevándose, cada vez que puede, a sus principales figuras y talentos. La ‘cosecha’ es de hace mucho tiempo cuando Carlos C. Jiménez migró a las alturas para custodiar el arco académico y al que luego siguieron los Romero, Takeo, Etcheverry, Sánchez y Raldes, entre los más destacados. De una última generación son Leo Vaca, Roberto C. Fernández, Víctor Ábrego y César Menacho. Con estirpe y sangre llanera en sus filas, desde Tembladerani puede salir el ‘dream team’ celeste para la temporada 2021. Lo impulsan la innegable visión y el bolsillo generoso de Marcelo Claure, presidente y mecenas bolivarista.