Edición Impresa

cara a cara

Pedro Rivero Jordán 15/11/2020 05:00

Escucha esta nota aquí

_Con cinco alcaldes en un año, Warnes sufre por la inestabilidad política resultante de la angurria de poder en esa comunidad norteña donde la paz social ha sido quebrada con perjuicio de sus actividades diarias. La rapiña que parece instrumentalizada entre dos militantes del MAS que reclaman para sí el sillón edil, sigue prolongándose sin solución mientras los grupos que respaldan a los discordes aplican una receta violenta en calles warneñas. Es deplorable que la politiquería e intereses subterráneos afecten tan torpemente la tranquilidad y el pulso de todo un pueblo.

_Doble nota destacada para la Policía. De un lado, por haber aclarado prontamente el caso de un taxista al que delincuentes le arrancaron la vida por robarle su vehículo. Del otro, por el rescate de una criatura de un edificio en llamas en la ciudad, a cargo de un patrullero de Tránsito. En estos casos, la entidad verde olivo ha cumplido cabal y eficazmente su tarea. Que siga así.

_La Federación de Campesinos de Santa Cruz afín al ‘instrumento político’ no parece haberle prestado oídos al llamado a vivir en paz y en unidad del vicepresidente David Choquehuanca hace una semana y, por el contrario, anticipa una ‘purga interna’ de quienes considera traidores del ‘proceso’ y responsables de la caída del ex-jefazo. Dos figuras influyentes como el exministro Carlos Romero y la senadora Adriana Salvatierra encabezan la lista de los candidatos a ser purgados y son blanco de las fobias de los ‘hermanos’ que consideran llegado el momento de ajustar cuentas.