Edición Impresa

cara a cara

Monica Salvatierra 14/12/2020 05:00

Escucha esta nota aquí

_Las cifras son claras y muestran que el rebrote de la pandemia por el coronavirus ya comenzó, especialmente en Santa Cruz. En una semana, los contagios confirmados subieron de la centena a casi 300 en el departamento. Si se considera que quienes se hacen los análisis para verificar una infección son solo un porcentaje del total, se puede concluir que los registrados hasta el momento son una ínfima parte del total de habitantes que tienen el Covid-19 y, si quienes tienen síntomas son el 20% del total, los números reales son muchos más de los que se conoce en los reportes diarios.

En este momento, ya no alcanza con preguntarnos si estamos preparados para una segunda ola, uno de los factores de mayor preocupación es que ha comenzado la campaña electoral y la búsqueda de votos puede distorsionar la estrategia municipal y departamental de lucha contra este mal. Si en un momento hubo determinación para imponer una cuarentena o restricciones adecuadas al momento que se vive, ahora puede haber titubeos impulsados por el temor de caer mal a los electores de diversos sectores. En este momento, debe primar la responsabilidad porque las decisiones que se tomen generarán también premios o castigos para los aspirantes al poder.

_A cuatro días del final del empadronamiento, es poca la gente que acude al registro. Otra vez se impone la mala costumbre de esperar a último momento. La desventaja ahora es que se producirán las peligrosas aglomeraciones y se seguirá impulsando al peligroso virus que ya tanto dolor ha causado a las familias.



Comentarios