Edición Impresa

cara a cara

Pedro Rivero Jordán 18/12/2020 05:00

Escucha esta nota aquí

_El debate y la conciliación, la búsqueda de consensos en el tratamiento de asuntos de interés nacional o de cualquier otro, siguen siendo papel mojado en el Parlamento. Es un ejercicio inútil. Haciendo uso de su mayoría, el oficialismo mantiene inmutable su determinación de pisar y pasar sobre la oposición. Lo ha demostrado, una vez más, al aprobar el proyecto de ley del Presupuesto General del Estado 2021, aplicando su rodillo sin considerar las observaciones de la oposición que apenas deja sentir su voz de protesta. A punto de cerrarse la gestión legislativa 2020, nada hace pensar que la arrolladora fórmula de conocida patente será diferente en 2021 ni en los años por venir.

_Como abejas al panal, asoman los aspirantes a conducir la Gobernación y el Municipio de Santa Cruz. Nunca antes habían sido tan apetecidos esos cargos en la región más grande e influyente del país. Pocos con el perfil adecuado y la capacidad suficiente para gobernar el departamento o administrar la Alcaldía Municipal. Algunos hacen dibujo libre sobre gestión y propuestas. La profusa y variopinta legión de candidatos y precandidatos es equiparable, en cierto modo, al temido rebrote de la pandemia. Incluye a viejas caras conocidas y a otras por conocer. No faltan los audaces dispuestos a tirarse un lance para ver qué pasa. Por circunstancias diversas, queda claro que los cruceños no nos podemos equivocar en la elección de nuestras próximas autoridades. Como sentencia el dicho popular, “no hay cómo pelarle”.



Comentarios