Edición Impresa

cara a cara

Monica Salvatierra 22/12/2020 05:00

Escucha esta nota aquí

_No tendrían que asustar los disensos en ningún espacio, menos en los políticos. Lo ideal es que quien toma este camino lo haga para servir, llegar al poder público para hacer un mundo mejor. Lo real no siempre es así o, mejor dicho, es así solo en contadas excepciones. Cuando se están definiendo los perfiles de los candidatos y la proyección para tal o cual gobierno subnacional, las diferencias de opinión deberían enriquecer las decisiones. Ya en Lauka Ñ una dirigente le decía al presidente del MAS, Evo Morales: “Compañero, por primera vez escuche al pueblo”. En Demócratas se ha conocido la renuncia de dos altos dirigentes que observan que se dejó a un lado la democracia para beneficiar a intereses particulares. El problema es que cuando hay disenso, no llega el consenso, sino la imposición

_¿A alguien le cabe duda de que llegó la segunda ola de coronavirus? La ciudadanía pide medidas más drásticas para evitar la expansión del virus. Sin embargo, hay quienes están pensando en el Carnaval. Y es que da la impresión de que algunas personas no ligan los hechos de la realidad, la ven compartimentada y creen que son inmunes a cualquier virus. El problema no son ellos, el problema son quienes se contagian por estar en contacto con aquellos soberbios.

_A pocas horas de Nochebuena, le propongo detener la carrera por las compras y la fiebre de las cenas. Un instante de reflexión para no olvidar que quizás este año sirvió para valorar aquello que no es material, el amor y el simple gesto de dar lo mejor de nosotros. Eso no tiene precio.



Comentarios