Edición Impresa

Cara a cara

Escucha esta nota aquí

En los reportes del ministerio de Salud ayer se registraron 469 casos positivos de coronavirus en Bolivia. Sin embargo, datos extraoficiales nos indican que la cifra de contagios es muy superior. En laboratorios privados hasta un 50 % de las pruebas dieron positivo en esta capital. En estos casos, la mayoría vuelve a su casa, consulta con un médico particular y de confianza, pero no se registra en la data oficial. El reporte del viernes indicó que en Santa Cruz hubo 136 casos, pero parece irrisorio. Es por ello que las autoridades insisten en “no salir de casa”, mantener distanciamiento social, usar barbijo, lavarse las manos, pero poco y nada se cumple. En las primeras horas de la Navidad, después de la 1:00 de la madrugada cuando se supone que nadie podía salir, ni circular, fue todo lo contrario. El expendio de bebidas continuaba como cualquier día normal y la gente circuló, al menos en esta capital, como si nada estuviera pasando en el mundo, que hoy registra más de 80 millones de personas contagiadas y 1.760.000 fallecidos.


El mundo espera las vacunas como la solución a esta pandemia que seguirá por varios años más. En la región México, Chile, Costa Rica ya comenzaron a vacunar y en las próximas horas lo hará Argentina, entre otras. En Bolivia será para el año que viene, pero aún no se conocen fechas. Entre elecciones y campañas, la falta de trabajo y una economía diezmada, el coronavirus parece un tema menor, hasta el punto que parece ajeno y de ciencia ficción, un largometraje sin fin. Lamentable, patético y tenebroso.

Comentarios