Edición Impresa

Cara a cara

Monica Salvatierra 28/12/2020 07:33

Escucha esta nota aquí

Se atisban algunas transformaciones después de la crisis política de 2019 y las elecciones de 2020. Los liderazgos existentes hace un año ahora se ven debilitados cuando no vacíos. La primera muestra es evidente en el MAS. ¿Quién iba a pensar que las decisiones del ‘jefazo’ sean cuestionadas y desafiadas como está ocurriendo en El Alto? ¿Quién diría que la voz de las bases iba a hacer doblar el brazo a Evo Morales, como ha ocurrido en Santa Cruz? Pero ese no es el único punto de inflexión. También hay crisis en la oposición. El Movimiento Demócrata Social era el segundo más fuerte hace 365 días y ahora está haciendo alianzas para encarar las subnacionales, arriesgando su vigencia política futura. Ni qué decir de otras fuerzas políticas. Este parece ser un momento de inflexión que puede dar lugar a nuevos liderazgos, salvo que los caudillos encuentren la manera de mantenerse vigentes y se empoderen al extremo de volver a ser incuestionables.

Hoy debe hacerse el levantamiento de recursos para enfrentar al Covid-19 en cada departamento. Que el presidente Luis Arce no demore la otorgación de ítems para el personal de salud. El rebrote ya es una realidad y estamos en puertas de una crisis sanitaria si no se toman las medidas correctas cuanto antes.

Se marchó Pipo Galarza. El peinador de reinas, el creador de la serenata a Santa Cruz. Fue un hombre amable, entregado a su tierra, solidario y amoroso con las señoras del Asilo de Ancianos a quienes peinaba y maquillaba todos los años. Luchó intensamente contra la diabetes y las complicaciones renales. Deja un inmenso vacío. Sin duda se lo va a extrañar y su tierra lo recordará como un hijo que siempre estuvo dispuesto a dar de sí.

Comentarios