Edición Impresa

cara a cara

Pedro Rivero Jordán 1/1/2021 05:00

Escucha esta nota aquí

_Cada último día del año, en la Redacción de El Deber se mantiene una rutina inmutable: Debe adelantarse al máximo el tiempo de cierre de la edición. De ese modo, el periódico se imprime en un horario mucho más temprano que el habitual y su planta laboral puede retirarse a tiempo a sus hogares para esperar la llegada del año nuevo. Salvo casos extraordinarios, la del 1 de enero es la única de nuestras ediciones que gana las calles anticipadamente. Esta misma noche puede tenerla en sus manos.

_A vuelo de pájaro, van algunos apuntes. Que las cifras del contagio están disparadas pero la gente no le da bolilla al asunto. Que en enero llegarán a Bolivia las primeras dosis de la vacuna rusa contra el Covid-19. Falta saber más sobre la eficacia del inyectable y que Vladimir Putin reciba el pinchazo. “No se me puede adjudicar tan mala gestión”, se quejó la expresidenta Jeanine Áñez. Se la culpa de ‘destruir’ en 11 meses todo lo que el régimen anterior ‘construyó’ en casi 14 años. Y, para terminar, que el presidente Arce ha dado una inquietante señal con el cambio intempestivo en los altos mandos de las FFAA, saltándose dos promociones, según denuncias.

_Esta vez, al concluir a marcha forzada la última jornada de 2020 en nuestra casa periodística, no podremos chocar las copas en el ‘chin-chin’. Será un brindis virtual por obvias razones. Eso sí, no nos vamos a quedar sin agradecer la fidelidad y el apoyo de nuestras audiencias y renovar el compromiso de ofrecerles un periodismo de calidad comprometido con la búsqueda insobornable de la verdad.

Comentarios