Edición Impresa

cara a cara

Pedro Rivero Jordán 10/1/2021 05:00

Escucha esta nota aquí

_Empezando el año en Santa Cruz, con llamativa incidencia, bandadas de buscapegas vinculadas al masismo, intentan consumar la toma por asalto de diferentes instituciones como si fueran parte de un botín político. Las pretenden convertir en agencias de empleo para el pago de lealtades partidarias. Fue así que un denominado ‘sector profesional’ del MAS llegó en patota al Servicio Nacional de Sanidad e Inocuidad Alimentaria (Senasag) y tras pedir ‘disculpas’ a sus funcionarios sorprendidos por el atropello, les hicieron saber, por si existían dudas, que se trataba de una ‘medida política’ y que de inmediato tenían que abandonar sus cargos.

_¿Alguno de los ‘profesionales’ avasalladores tendrá idea sobre cómo preservar la condición sanitaria del patrimonio agropecuario y forestal, el mejoramiento sanitario de la producción animal y vegetal garantizando la inocuidad alimentaria? Son algunas de las funciones que cumple el Senasag con personal técnico de sólida formación y vasta experiencia.

_El inaudito hecho se produce cuando se intenta consolidar mercados externos para carne vacuna boliviana y cuando la soya ha alcanzado un alto precio ($us 500 la tonelada) en el mercado internacional y cuya exportación, pese a las trabas a los productores locales, le puede generar más de $us 1.000 millones al país para mejorar su maltrecha economía. El Gobierno debería preservar, de inexcusable manera, la institucionalidad y la meritocracia en el Senasag. Y en Santa Cruz nadie debe quedarse de brazos cruzados frente a oportunistas y abusivos buscapegas.



Comentarios