Edición Impresa

cara a cara

Monica Salvatierra 26/1/2021 05:00

Escucha esta nota aquí

_Según las encuestas difundidas el domingoEva Copa es el gran fenómeno de El Alto y los hechos demuestran cuánto se equivocó Evo Morales al negarle la candidatura del MAS en ese municipio. Alejandro Unzueta, el médico que se arriesgó a ir a Trinidad en el peor momento de la pandemia, está cosechando lo que sembró y se convierte en el outsider que relega a la expresidenta Jeanine Áñez y al exgobernador Álex Ferrier en esa región. Manfred Reyes Villa, inhabilitado por el TDE, lidera la intención de votos y dice que dará batalla; si se consolida su exclusión, esa decisión favorecerá directamente al candidato del MAS. El difunto Felipe Quispe ganaría la Gobernación paceña si estuviera vivo, aunque es probable que quien lo suceda tenga la misma suerte en base al voto póstumo. En Santa Cruz, ni Camacho la tiene ganada ni la Alcaldía está definida. Lo que sí queda claro es que el Gobierno departamental se define entre dos; mientras que en el municipal la fiesta es entre los cuatro primeros y Adriana Salvatierra (MAS) no está invitada. Todo puede cambiar, pero esos datos le ponen salsa a la campaña.

_Poco a poco, la pandemia nos lleva a la aterradora circunstancia de lamentar la muerte de pacientes en la puerta de hospitales. Pese al optimismo del municipio cruceño, la distribución de ivermectina no está frenando la saturación de terapias intensivas. Hasta ayer, según reporte de El País de España, en América Latina se reportó la dramática cifra de un millón de muertos. Mientras tanto, en Santa Cruz sigue la fiesta, la indisciplina y el mirar a un costado de las autoridades. Nos estamos arriesgando a una catástrofe imprevisible.


Comentarios