Opinión

Cara a cara

Escucha esta nota aquí

El martes de la semana que se va, la prestigiosa revista The Lancet publicó que la vacuna rusa Sputnik V es segura y que tiene una eficacia de 91,6% frente al coronavirus en sus manifestaciones sintomáticas. La noticia se festejó en Bolivia y en países que ya la están aplicando o firmando contratos. No fue un festejo de grito futbolístico, aunque la controversia, sí lo parecía o vaya a saber qué otros prejuicios sopesaban en esa subestimación efímera y nociva. Expertos británicos, en el mismo informe, publicaron que el desarrollo de la vacuna fue criticado por su precipitación, el hecho de que se saltó etapas y por una ausencia de transparencia. Pero los resultados aportados son claros y el principio científico de esta vacuna quedó demostrado”. La ciencia avanza y el virus muta. El personal médico también aprende a tropezones, pero pone su empeño en salvar vidas. Es hora de que colaboremos para evitar más contagios y entender que este partido lo jugamos entre todos, que nuestro DT se llama ciencia y que el arco rival es uno solo. Y está allá enfrente, en ningún otro lado.

Hoy se cumple una semana de vacunación contra el Covid-19 en Bolivia. Y a pesar de todo, el sector ha cumplido hasta ayer en un 75% de la vacunación disponible. Es menester precisar que se ha vacunado al personal médico con este primer lote de 20.000 vacunas Sputnik V para 10.000 personas (la segunda dosis se aplicará en 21 días). Hasta ayer fueron aplicadas 7.430 dosis, de acuerdo al Ministerio de Salud. La mayor cantidad de inmunizadas son mujeres. El departamento de La Paz, que inició con lentitud, hoy lleva la delantera con 1.783 personas vacunadas, detrás está Santa Cruz con 1.638 (debe inmunizar a 2.200) y Cochabamba con 1.360 pinchazos. Se podría concluir que después de la primera semana estaríamos en un buen porcentaje. Con el primer paso aprendido se iniciarán nuevos retos, en la medida que lleguen mayores volúmenes. Esta vez, para el resto del personal médico, personas mayores de 65 años y gente con enfermedades de base. Ahí vendrá la verdadera puesta a prueba de todo este complejo sistema de vacunación anticovid.

Comentarios