Edición Impresa

cara a cara

Monica Salvatierra 9/2/2021 05:00

Escucha esta nota aquí

_Que no se equivoque el presidente Luis Arce. Usar las vacunas contra el coronavirus como elemento de presión para favorecer a los candidatos a gobernadores y alcaldes de su partido no le hace bien a su Gobierno. La grandeza de un presidente está en saber gobernar para todos, sea cual sea el color de tienda en la que militen. Si gana alguien del MAS o de la oposición, el trato a los ciudadanos debe ser el mismo, porque las políticas de salud se resuelven con recursos que son de todos. Sesgar de esa manera, dividir para reinar, le hace mucho daño al país. Deje que sus candidatos ganen los votos y usted sea un buen presidente para los 11,5 millones de bolivianos.

_Las elecciones avanzan nomás. Así ha resuelto la justicia y así ratifica el Tribunal Supremo Electoral. Quedan como inexistentes los contagios y muertes de candidatos, las bajas en los tribunales departamentales o la desobediencia de los aspirantes a cargos que siguen haciendo campaña con aglomeración de personas. La elección del 7 de marzo no se puede comparar con la del 18 de octubre. Porque el año pasado ya había pasado el pico de la primera ola; en cambio, las subnacionales serán en plena cresta de la ola.

_Una iniciativa digna de aplauso es la de la Sociedad de Ingenieros. Profesionales en sistemas recolectan equipos de computación en desuso, los arreglan y los tienen disponibles para niños que no pueden acceder a ellos, pero que los necesitan para las clases virtuales. Que se multipliquen las acciones para que nadie se quede sin aprender. Es un ejemplo de cómo con buena voluntad se pueden suplir las falencias del Estado.



Comentarios