Opinión

OPINIÓN

CARA A CARA

Escucha esta nota aquí

A punto de terminar el conteo de votos, en Ecuador se determina volver a hacerlo debido al empate técnico entre el segundo y tercero en las elecciones presidenciales que tuvieron lugar el domingo anterior. Habrá balotaje entre el primero, Andrés Arauz y el segundo (Yaku Pérez o Guillermo Lasso) que no se sacan ventaja. Ayer se determinó revisar el 100% de la votación de la provincia del Guayas y el 50% de la votación en 16 provincias. La tensión ha aumentado considerablemente tras denuncias de fraude y gran desconfianza. Desprolijidades que no le hacen nada bien al sistema democrático ecuatoriano ni a la salud política de Latinoamérica.

Se ha generado una nueva corriente informativa que habla de una tercera ola de contagio por coronavirus en Bolivia. Otros profesionales dicen que puede ser la continuación de una segunda ola. Lo cierto es que, en estos días inéditos de Carnaval, la situación se torna complicada. Por un lado, las aglomeraciones que surgen debido al aprovisionamiento de alimentos, ya sea por los feriados o por las restricciones, y por otro lado estamos obligados a convivir con la irresponsable actitud de quienes no entienden (o no les da la gana de saber) de qué se trata la pandemia en todas sus dimensiones. Las nuevas cepas, más contagiosas y tal vez más agresivas jaquean a potencias mundiales y por acá no es la excepción ni tampoco debería serlo. ¿Pasaremos este desafío inmune como creemos? Los hijos del rigor tienen la palabra.

Comentarios