Edición Impresa

Cara a Cara

Pedro Rivero Jordán 17/2/2021 07:23

Escucha esta nota aquí

El Carnaval 2021 que no fue por causa del coronavirus, ya entró en la historia. A manera de desquite, carnavaleros locales impenitentes piensan convocar al dios Momo promediando el año. La idea es un Carnaval de invierno, sin importar el sur y chilchi... En todo el planeta, las carnestolendas fueron suspendidas para evitar la propagación del contagio. De la prohibición no zafó ni el de Río, considerado el Carnaval más grande y fastuoso del mundo. En Bolivia, se quedaron con las ganas ‘diablos’ de Oruro, comadres y compadres de Tarija, pepinos paceños y muchos otros devotos del tradicional jolgorio. Santa Cruz no fue la excepción, aunque no faltaron ‘juntes’ festivos privados y se registró una ‘fuga’ masiva a las provincias en una ‘cuarentena rígida’ acatada hasta el cuarto anillo de la ciudad capital. Hasta el año Carnaval. ¿Ya estaremos vacunados contra el virus y otros males? Que así sea.

Pasado el feriado largo, se reanuda la campaña para las elecciones del 7 de marzo. A falta de mejores argumentos, los decibeles de la ‘guerra sucia’ van en aumento entre muchos aspirantes a alcaldes y gobernadores que, en vez de adversarios políticos, se han asumido como enemigos mortales a los que hay que aplastar como a ‘chulupis’. Una de las ‘novedades’ es la presencia del caudillo cocalero recuperado del Covid 19 que desafiaba sin barbijo y apretujado por sus seguidores. ‘Fregadito’ económicamente y en carro prestado, intentará ayudar a sus candidatos que van rezagados en la recta final de la carrera electoral. Hacer campaña sin plata, peliagudo es…


Comentarios