Edición Impresa

cara a cara

Pedro Rivero Jordán 19/2/2021 05:00

Escucha esta nota aquí

_El viceministro de Educación, Bartolomé Puma, exigió la lista de servidores públicos que no hacen campaña por candidatos masistas para el 7M y les recordó que deben sus cargos al ‘proceso de cambio’. Velada amenaza de echar a los renuentes. El chantaje tuvo lugar en el municipio de Puerto Quijarro. De paso, Puma ignora la Ley 2027 del Estatuto del Funcionario Público que en su artículo primero se refiere al servicio exclusivo a los intereses de la colectividad y no de parcialidad o partido político alguno. Que el Art. 9 inciso b prohíbe a los funcionarios públicos realizar actividades políticas partidarias y de interés particular durante la jornada laboral o en el ejercicio de sus funciones. Que el Art. 12 señala que “la actividad pública debe estar inspirada en principios y valores éticos de integridad, imparcialidad, probidad, transparencia, responsabilidad y eficiencia funcionaria que garanticen un adecuado servicio a la colectividad”.

_Es probable que el ‘vice’ de marras siga la línea bajada por el propio jefe de Estado cuando en Pando advirtió que le será ‘difícil’ coordinar políticas y obras en favor de ese departamento si los pandinos no eligen a oficialistas en la Gobernación y la Alcaldía. No se quedó atrás el caudillo cocalero al decir que será ‘imposible trabajar’ con autoridades de la ‘derecha’. Eso sin olvidar el audio filtrado de la alcaldesa-candidata cruceña pidiendo la renuncia a sus funcionarios por no apoyar su campaña. Estos tiempos de ‘pandemia’ electoral están mostrando lo peor de sus protagonistas. Que se vacunen los electores.



Comentarios