Edición Impresa

cara a cara

Monica Salvatierra 23/2/2021 05:00

Escucha esta nota aquí

_En vísperas de las elecciones, hay al menos cinco candidatos que les ganan a los postulantes del MAS que tienen la espada sobre su cabeza. Los han demandado y pueden inhabilitarlos. En estos casos, el Órgano Electoral ha actuado rápido y la justicia ‘casualmente’ está fallando para sacar del camino a los que le estorban al afán de poder del partido en función de Gobierno. ¿Otra estrategia envolvente? Jeanine Áñez y Alejandro Unzueta en Beni; el ‘Tata’ Quispe y el hijo del ‘Mallku’ en La Paz; Manfred Reyes Villa en Cochabamba. Si los sacan de la carrera se podrá decir que el MAS ganó en mesa lo que no pudo en la cancha. Habrá que ver cómo actúan los jueces que tienen estos asuntos entre manos.

_A 13 días para las elecciones, es la recta final, la de mayor nerviosismo de los candidatos y de definiciones de los votantes. Ese cóctel es una peligrosa combinación que determina que la marca en la papeleta sea decidida por cuestiones vanas: el candidato chistoso, el bailarín, el que se viste bonito, etc., el que más sonríe, sin darse cuenta que es la fase de la conquista, los políticos se muestran amables. Si hasta se han fabricado bodas con ese propósito en otras elecciones. Cada quien tendrá que pensar muy bien cuáles serán sus variables a la hora de elegir. La elección es la única ocasión en que el ciudadano tiene el verdadero poder. Tras los resultados, serán los políticos los que van a buscar alianzas convenientes y harán lo que ellos mismos dispongan con la ciudad y el millonario presupuesto. Ya se ha visto que, cerradas las urnas, se sacan la careta y ya no les importa lo que piense el vecino. Habrá que buscar autenticidad, coherencia y honestidad.

Comentarios