Edición Impresa

cara a cara

Pedro Rivero Jordán 24/2/2021 05:00

Escucha esta nota aquí

_En las primeras horas de este miércoles, un avión de BOA es esperado con sumo interés en Viru Viru. En sus bodegas, trae una carga preciosa de 500.000 dosis de vacunas Sinopharm para combatir el coronavirus, además de otros medicamentos y equipos. 400.000 dosis fueron adquiridas “a precio muy favorable” por el gobierno nacional y 100.000 donadas por China, fabricante del inyectable que, con una eficacia del 79%, será aplicado a 250.000 ciudadanos, con prioridad para el personal de salud en primera línea contra la infección en el país. Es de esperar que los saludables ‘pinchazos’ beneficien luego a la población, evitando ‘privilegios’ como los que en Argentina y Venezuela hicieron uso inescrupulosos funcionarios de gobierno y legisladores formando cola para vacunarse antes, olvidando su proclama demagógica de que ‘el pueblo es primero’.

_Luces, cámaras, acción. Con casco, chaleco de seguridad y picota en mano, una candidata al municipio cruceño poco favorecida en sondeos de opinión y relegada de los debates para las elecciones del 7M, amagó con desportillar el cordón reservado para el BRT porque ‘está mal’ y no resuelve las caóticas prestaciones del servicio de transporte público en el primer anillo de la ciudad. No faltaron cámaras de televisión convocadas para registrar el momento. Después de saludar el paso de algunos conductores y de unos vacilantes picotazos, la dama dijo que no era ‘experta’ aunque admitió que su acción puede ser penada al afectar un bien público. Tiempo de campaña con matiz de pantomima. Menos mal que ya toca a su fin.



Comentarios