Edición Impresa

cara a cara

Pedro Rivero Jordán 7/3/2021 05:00

Escucha esta nota aquí

_Los bolivianos volvemos hoy a las urnas. La última cita fue con motivo de las elecciones generales en octubre de 2020, hace poco menos de 5 meses. Esta vez será para elegir gobernadores y munícipes, a la par de vicegobernadores, asambleístas y concejales. Lo haremos esperanzados, una vez más, en que nuestro voto ayude a cambiar la suerte de nuestras regiones y ciudades tan llenas de carencias. Tan necesitadas de autoridades idóneas y honestas, comprometidas con su comunidad y sus demandas. Que sean capaces de hacer gestión con transparencia y de administrar escrupulosamente hasta el último centavo, en medio de una crisis aguda y diversa que heredarán las administraciones que resulten electas.

_ Es de esperar que este domingo 7 podamos cumplir con normalidad un deber constitucional. Que el proceso electoral resulte sin mancha alguna que burle, como sucedió poco antes, la buena fe de los ciudadanos que acudiremos a sufragar con espíritu democrático renovado, aunque recelosos tras una campaña previa llena de subterfugios, ofertas demagógicas y mucha guerra sucia. Que ante la inminente renovación del escenario político nacional, el Gobierno archive el propósito perverso de favorecer a unos y castigar a otros, según como sea expresada, a través del voto, la voluntad soberana. Que, contrariamente, procure el bien común superando las diferencias y evitando la confrontación. Que no quede en el olvido el compromiso de ‘gobernar para todos’ y que, con todos, sea posible un país más libre, más justo y profundamente democrático.

Comentarios