Edición Impresa

cara a cara

Monica Salvatierra 8/3/2021 05:00

Escucha esta nota aquí

_Por los primeros resultados, las elecciones subnacionales dejan varios mensajes. El primero es que los bolivianos no aceptan que el MAS tenga todo el poder; por eso, ganaron las fuerzas opositoras en las principales ciudades del país y en la mayoría de las gobernaciones. Se está por consolidar el equilibrio de poder en el país. El segundo mensaje es que no se puede dividir entre izquierda como oficialismo y derecha como oposición. Está visto que hay una izquierda opositora que crece y que le dice al MAS que ya no es el dueño de esa corriente ideológica.

_Las elecciones tienen como gran perdedor a Evo Morales, que fue el jefe de campaña de su partido, escogió a los candidatos y fue contra la corriente, obteniendo reveses contundentes como el de Eva Copa en El Alto. Queda claro que se le resta apoyo en los principales centros urbanos que son precisamente los que mayor cantidad de población reúnen.

_La Alcaldía más grande del país es la más peleada. El sillón edil puede conquistarse con un solo voto. Ahora, según resultados no oficiales, Gary Áñez gana por uno por ciento. El cómputo oficial es fundamental y que se lo conozca rápidamente será esencial.

_El compromiso ciudadano demuestra cuán valiosa es la democracia en el país. La concurrencia a los recintos de votación, la paciencia a pesar de la demora en abrir mesas, el esfuerzo por llegar a la mesa de sufragio para personas de la tercera edad y con capacidades diferentes son señales que hay que aplaudir y que nos dicen que ha ganado Bolivia.



Comentarios