Opinión

...Cara a cara

El Deber logo
9 de julio de 2017, 4:00 AM
9 de julio de 2017, 4:00 AM

Como muestra de respeto al derecho internacional, el Gobierno del presidente Evo Morales ha resuelto devolver, sin más demora, a los dos carabineros chilenos arrestados el viernes en territorio nacional cuando perseguían un auto reportado como robado. La saludable decisión representa una lección de diplomacia a nuestros vecinos, luego de la liberación de los nueve funcionarios bolivianos detenidos y maltratados tras un incidente fronterizo con Chile por la comisión de un supuesto delito y que erizó, como nunca antes, la relación bilateral.  

Una noticia de impacto mundial fue la liberación del opositor venezolano Leopoldo López detenido en 2014 y al que el Tribunal Supremo de Justicia le concedió arresto domiciliario “como medida humanitaria ajustada a derecho”. Mientras, el presidente Nicolás Maduro ha pedido a los militares permanecer en ‘máxima alerta’ para derrotar el supuesto complot contra su Gobierno que fue calificado como ‘dictadura’ por la Iglesia católica de Venezuela. Día que pasa, la presión contra Maduro se vuelve cada vez más insostenible.

Pampa Colorada es un pequeño pueblito del municipio de Colquechaca (Potosí). Allí ocurrió una tragedia que enlutó el aniversario del lugar cuando sus pobladores celebraban consumiendo bebidas alcohólicas sobre la carretera donde los atropelló un camión de alto tonelaje. Ocho muertos y cinco heridos graves fue el saldo fatal de tan penoso suceso. El chofer del motorizado fue rescatado por la Policía cuando estaba a punto de ser linchado. Se dice que en las poblaciones rurales del país es una ‘tradición’ beber y festejar sobre las rutas, sin que importen los riesgos que se corren.

Tags