Edición Impresa

cara a cara

Pedro Rivero Jordán 28/3/2021 05:00

Escucha esta nota aquí

_El presidente Arce declaró a la prensa mexicana que a la expresidenta Jeanine Áñez no le falta ‘absolutamente nada’ en la cárcel de Miraflores, donde cumple ‘detención preventiva’ por seis meses acusada por el caso truculento de golpe de Estado. Que personalmente instruyó que se le otorguen ‘todas las comodidades’ y no se vulneren sus derechos ni el debido proceso. Embustes al margen, a partir de la aprehensión de Áñez en Trinidad, su traslado y encarcelamiento en La Paz, sus derechos ciudadanos fundamentales fueron violados sistemáticamente por funcionarios del Gobierno, policías, jueces y fiscales. Por esos días, Arce guardaba sepulcral silencio mientras otros hacían la ‘tarea sucia’ contra una mujer indefensa, enferma y maltratada cobardemente. Condenada de antemano, privada de su libertad y sin derecho a un juicio justo. Un calvario que cínicamente se trata de ignorar.

_El mal ejemplo de atornillarse, de cualquier modo, en cargos y funciones públicas, se ha extendido a la Universidad Autónoma Gabriel René Moreno, en cuyos principales niveles de conducción se están manifestando afanes de re-repostulación. El estatuto orgánico no lo permite pero…¡se le mete nomás! parece ser la consigna. Incluso, sin razón que lo justifique y no obstante su elevado costo organizativo, el ICU había sido convocado para analizar la convocatoria al claustro universitario en Puerto Suárez, donde no pudo realizarse por el riesgo de infecciones del Covid 19. Hay inquietud justificada en la comunidad moreniana por un ensombrecido panorama electoral a verificarse en mayo.



Comentarios