Edición Impresa

Cara a Cara

Pedro Rivero Jordán 23/5/2021 06:00

Escucha esta nota aquí

Antes de que la tercera ola de contagios del covid-19 se convierta en un tsunami, las autoridades locales han endurecido las medidas restrictivas porque los infectados y fallecidos por el virus marcan cifras máximas en lo que va del año. El desborde estremecedor que se intenta contener lo ha causado el relajamiento de la conducta de gruesos sectores de la ciudadanía que, según coinciden funcionarios de salud, le han perdido el miedo al mal y no observan las medidas de bioseguridad. Es necesario corregir cuanto antes una actitud temeraria e irracional que pone en grave riesgo el más preciado bien de la especie humana.

Es una invitación al asombro cada centímetro de los ambientes de la acogedora ‘casona verde’ habilitada para la octava versión de Casacor Bolivia 2021. En los 32 espacios desdoblados en 3.000 m2, 48 jóvenes profesionales han volcado su creatividad y talento en una muestra sencillamente imperdible. Es la cotizada exposición de arquitectura, diseño, paisajismo y arte que impulsa Quito Velasco con su particular sello de las cosas hechas con pasión y muy buen gusto.

 Se cierra una semana aciaga para el fútbol boliviano. Excepto The Strongest, el resto de sus clubes representantes en Copa Libertadores y Sudamericana no sumó puntos pero todos, por igual, ofrecieron la imagen de pobreza franciscana en materia de competitividad y jerarquía, requisitos imprescindibles para aspirar a algo y evitar papelones a escala internacional. Es el reflejo de un fútbol en crisis permanente y de un torneo local en el que la mediocridad es una constante.

Comentarios