Edición Impresa

Cara a cara

Monica Salvatierra 31/5/2021 05:00

Escucha esta nota aquí

_Con un promedio de 3.000 casos diarios en el país y 1.000 en Santa Cruz, comienza el mes que se anticipa como el del pico de la tercera ola del coronavirus. La peor, porque ha faltado oxígeno y medicamentos como nunca antes, y porque las camas no solo de terapia intensiva faltan a diario. Son desesperadas las búsquedas de retrovirales y sedantes que se utilizan habitualmente en los hospitales y que ahora no existen, salvo en el mercado negro de las redes sociales, donde cobran dos y hasta tres veces más por cada ampolla.

Las colas para cargar oxígeno son interminables y angustiosas. Y es ahí, en la provisión de esos insumos donde debería verse la eficiencia del Estado en sus tres niveles. No esperar la agonía de la escasez para tener la solución del problema. Ahora es tarde, hay mucho sufrimiento en el país. Es urgente que unan fuerzas y busquen con urgencia la solución de estos problemas. Se pondrá peor y la inacción no cabe.

_Poquito más del 17% de la población vacunable ha sido inmunizada. La respuesta es diferente, según la región. En Santa Cruz hay alta demanda y es quizás el lugar donde más gente busca los biológicos. No es comprensible entonces que el centralismo sea el que disponga a quién le toca y a quién no, midiendo con una vara única. Esa decisión debería estar en manos de los Sedes, en función de la realidad de cada departamento. Mientras hay lugares donde las vacunas no se usan, en otros la demanda puede hacer que falten. Menos centralismo siempre es aconsejable.

Comentarios