Edición Impresa

cara a cara

Pedro Rivero Jordán 4/6/2021 05:00

Escucha esta nota aquí

_En medio del fuerte tufo que desprenden las acciones irregulares y la falta de transparencia, no parece bien encaminado el tantas veces postergado y recientemente reactivado proyecto siderúrgico de Mutún. Después de que por ‘invitación directa’ un bufete de abogados dirigido por connotados exfuncionarios de gobierno se adjudicara, sin pizca de ética, un millonario contrato para defender a la Empresa Siderúrgica Mutún (ESM) en un proceso arbitral, acaba de tomar posesión en un alto cargo…¡el yerno del presidente de la empresa! Considerado como uno de los principales polos de desarrollo para la generación de miles de fuentes de empleo y la reactivación económica del país, Mutún debería estar en manos de los más idóneos, competentes y confiables profesionales. No hay dónde perderse…

_Colonos avasalladores siguen destruyendo el bosque en Bajo Paraguá, un ‘área protegida’ de la apetecible región cruceña que parece no tener protección alguna. Una última denuncia refiere que, a finales de mayo, un numeroso grupo de personas ingresó al lugar derribando especies arbóreas y abriendo sendas de hasta 8 kilómetros donde incluso construyeron galpones. 67 hectáreas fueron deforestadas donde, de acuerdo a normas legales, no está permitido ningún tipo de asentamiento humano. Es tal la recurrencia y la impunidad de los invasores que se ha vuelto muy sospechoso el silencio de autoridades estatales que tampoco mueven un dedo para frenar atropellos inauditos y daños irreparables como los referidos al hábitat natural.



Comentarios