Edición Impresa

cara a cara

Escucha esta nota aquí

_La tenista japonesa Naomi Osaka, número 2 del mundo, renunció ayer a disputar el prestigioso torneo de Wimbledon, a los pocos días de también abandonar Roland Garros en medio de presiones por su negativa a dar ruedas de prensa para preservar su salud mental. La pandemia, el confinamiento, los cambios de hábitos, los cuidados, las pérdidas de seres cercanos y conocidos, continúan afectando a la salud mental de millones de personas y los deportistas de élite tampoco son la excepción. En todas las disciplinas se manifiestan casos a diario de un aspecto que poco se trata, se comunica y se previene. Es hora de concentrar políticas nuevas al respecto, no solo para el personal de salud, que está sufriendo desde hace más de un año con esta situación, sino también para la población en general.

 _Poco y nada se ha hecho por el control ciudadano en el centro de la ciudad de los anillos. Fracasaron todos los operativos de reordenamiento de tráfico y transporte. Hoy peor que nunca, los “conductores” se perfeccionan en violar las normas e irrespetar al peatón, a la Alcaldía y a sus pares de cuatro ruedas. Parqueos a la izquierda y a la derecha de todas las calles del casco viejo y los carteles de Prohibido estacionar son un adorno ridículo de una ciudad sin orden ni ley. Ay Santa Cruz de la Sierra, ¿alguna vez empezaremos a cuidarte y respetarte un poco? La esperanza nunca se pierde, pero también se necesita una autoridad que empiece a demostrar que las promesas se cumplen.



Comentarios