Edición Impresa

cara a cara

Monica Salvatierra 20/6/2021 05:00

Escucha esta nota aquí

_Hay una Bolivia visible y otra invisible. La primera es formal, con trabajadores que, aparte de tener un ingreso mensual, tienen seguro de salud, fondo de jubilación y otras condiciones que le dan estabilidad. La Bolivia invisible es la de los empleados del sector informal: muchos ni siquiera reciben un salario mínimo mensual, carecen de seguridad social y de aportes de jubilación. En promedio, los primeros tienen mayor ingreso que los segundos. Los datos fueron brindados por el economista Pablo Mendieta en un foro sobre informalidad, organizado por Cainco. En la Bolivia visible viven 2 de cada 10 bolivianos; los 8 restantes están en la Bolivia invisible. Esas son las desigualdades de nuestro país.

_Hay un leve descenso de contagios de covid al concluir esta semana epidemiológica. Puede significar una luz al final del túnel después de haber visto un ascenso sostenido de casos, acompañado de pérdidas de vidas y el dolor consecuente en miles de familias. Lo que no cambia es la saturación de camas en las unidades de terapia intensiva y en las emergencias; el alto costo de tratar a un paciente con coronavirus y la tragedia de los decesos. ¿Es sostenible? Todo dependerá de que las personas tomen conciencia y se cuiden, pero lo evidente es que muchos no usan barbijo e insisten en las aglomeraciones y en la parranda.

_Los extremos que deja el cambio climático. El viernes fue el día más frío del año en Santa Cruz de la Sierra, con una temperatura de 9 grados centígrados y una sensación térmica de 5 grados. En cambio, el termómetro se disparó en el verano de California (EEUU). El jueves la temperatura subió a 54 grados Celsius.

Comentarios