Edición Impresa

Cara a cara

Monica Salvatierra 19/7/2021 05:00

Escucha esta nota aquí

_El trabajo de la Aduana Nacional deja mucho que desear y, si hubiera que someter a esta institución a un examen, en este momento quedaría aplazada. El contrabando es noticia de todos los días en el país: bebidas, leche, embutidos, carne de res y de pollo, así como un sinfín de productos que llegan de Brasil, Argentina o Perú. Hasta los cocaleros ya sienten la competencia desleal de la hoja milenaria que llega desde el VRAEM peruano para convertirse en droga en Bolivia. Pero ahora no solo son los productos que ingresan a Bolivia sino también los que salen, como efecto de las trabas para exportar que ha impuesto el gobierno nacional. Resulta que parten camiones cargados con reses que se crían en nuestra tierra, pero que tienen mejor precio en territorio brasileño. Mínimamente debería pedírsele cuentas a las autoridades aduaneras, ya que su mal control de las fronteras está ocasionando la asfixia de las industrias nacionales, con la consecuente pérdida de empleos.

_Finalmente se pronunció el papa Francisco. Pidió diálogo para hallar paz en Cuba. Habló del sufrimiento de las familias. Lo que no dijo Francisco fue su parecer por la represión del gobierno a los ciudadanos. No mencionó absolutamente nada sobre los más de 100 detenidos ni sobre el corte de internet, que dejó sin comunicación a la isla durante varios días. Sin fluidez de las comunicaciones, lo que se conoce es que continúa la aprehensión de pobladores por haber participado en las protestas de hace una semana. Cuba merece más atención y compasión del líder religioso de los católicos.



Comentarios