Edición Impresa

Cara a cara

Monica Salvatierra 11/11/2021 05:00

Escucha esta nota aquí

_¿Pueden más el rencor y el miedo que el sentido común? El presidente Luis Arce deja crecer un conflicto, que nació con la única demanda de abrogar la ley 1386 de Estrategia contra la legitimación de ganancias ilícitas, y que ha tenido la violencia y el choque como única respuesta del Gobierno nacional y del MAS. El Ejecutivo nacional comenzó la semana pensando que con miles de policías en las ciudades y grupos de choque afines al oficialismo lograría desgastar una movilización ciudadana que, por el contrario, ha ido tomando fuerza. Es urgente que el primer mandatario reflexione, escuche y dialogue. No le ayuda creer o temer que todos conspiran en su contra. Ser presidente implica abrirse y gobernar para todos, no solo para su partido.

_Donde sí hubo sentido común fue en la decisión de que no se pague el doble aguinaldo en esta gestión. La economía no se ha recuperado de la pandemia y las empresas están haciendo un gran esfuerzo por salir adelante. En este contexto, es bueno que el Gobierno dé incentivos para crecer, en lugar de incrementar el costo social que, tarde o temprano, genera despidos y disminución de la calidad del empleo.

_En pocas horas, ha crecido el número de voluntarios para preparar ollas comunes. Este esfuerzo es destacable no solo cuando hay paros, sino siempre. La pobreza que se visualiza a diario es un llamado a dar, a generar mayor solidaridad en la población. Esta empatía con la necesidad del otro puede hacerse vida en grupos y también desde lo individual. Solo hay que estar atentos y responder concretamente ante el requerimiento del prójimo.

Comentarios