Edición Impresa

Cara a cara

Pedro Rivero Jordán 24/11/2021 05:00

Escucha esta nota aquí

_El gobernador cruceño, Luis Fernando Camacho, acaba de dar un fuerte golpe de mano proponiendo un modelo federalista que reemplace al centralismo en la búsqueda de soluciones a problemas irresueltos que, como pesado lastre, arrastra el país. De modo previsible, la propuesta ha desatado reacciones instantáneas a favor y en contra entre actores políticos y un encendido debate en las redes sociales. Camacho puso acento en la necesidad de iniciar un proceso de socialización sobre el federalismo y sus alcances para que la gente se empodere de la idea. “Resistir al centralismo no es suficiente”, argumentó. Que el debate sobre la materia sea amplio, sin confrontación ni cartas escondidas.

_Por causa de chambonadas penosas, en menos de un mes Bolivia ha sufrido otro bochorno internacional. Empezando noviembre, el entonces flamante embajador en Paraguay, Mario Cronenbold, fue declarado ‘persona no grata’. “Por denigrar los valores culturales del país”, argumentó la Cámara de Diputados paraguaya que votó por unanimidad su resolución. Igual y deshonroso título le ha tocado recién al expresidente Evo Morales en Perú. “Por su negativo activismo político y su evidente injerencia e intromisión en la agenda política, social y económica del Gobierno de Perú”, resalta la comisión parlamentaria del vecino país. Por su afinidad ideológica con el presidente Pedro Castillo, Morales había visitado Perú con frecuencia inusitada en el último tiempo y como se sentía muy a sus anchas, abusó de sus prerrogativas. Acabó haciéndole flaco favor a la imagen del país.



Comentarios